Historia del GLP

Al ser la empresa Nº1 nacional en el sector de la conversión de vehículos en GLP, nos hemos propuesto informarte desde los inicios en que consiste el GLP y que conozcáis un breve resumen de la historia del GLP.

El GLP o gas licuado de petróleo, es un tipo de transformación que se les realiza a los vehículos de gasolina para que puedan ahorrar mucho dinero en el caso de que se utilicen de forma intensiva. A continuación, vamos a analizar su historia en detalle.

Todo lo que debes saber sobre la historia del GLP

El GLP se aplicaría de forma minoritaria a lo largo de la primera mitad del siglo XX. Sería descubierto en la primera década pudiendo observar que formaba parte clave de la gasolina, además de ser la responsable de la evaporación de la misma. Más adelante, con el tratamiento de la misma se consiguieron aislar algunos gases como el butano y el propano.

Empezaría a comercializarse en 1912 en Pennsylvania por la compañía “American Gasoline Company”; sin embargo, no sería hasta el año 1934 cuando la primera bombona se vendería en Francia. No obstante, en nuestro país tardaría mucho más en llegar; existen muchos factores que retrasaron su llegada, pero sobre todo se relaciona con los conflictos bélicos de la época, es decir, con la Guerra Civil Española y con la Segunda Guerra Mundial.

Y es que en estas épocas de posguerra, en España, había muy pocos recursos; además de comida y otros bienes, tampoco había combustible. Muy pocos vehículos sobrevivieron a estas guerras.

En el año 1957 se crearía la entidad Butano S.A que al final se transformaría en Repsol Butano. No sería hasta el año 1988 cuando se empezarían a realizar las pruebas para comprobar si el GLP era o no viable en el transporte público. De esta manera, varios autobuses Pegaso 6038 fueron transformados por el fabricante. A partir de 1933 ya se impulsaría el GLP a lo largo de nuestro país.

Compartir en redes sociales: